19 septiembre, 2017

Recursos gratuitos que en realidad no lo son (crítica)

En esta entrada voy a hablar sobre un fenómeno muy dañino, que está afectando masivamente al mundillo de los recursos “gratuitos” de diseño. ¿Cuál es el problema? Sencillamente, que se están ofreciendo para descargar gratis todo tipo de trabajos que en realidad son de pago, debido a que su creador/a ha tenido la ingenuidad o poca experiencia de no considerar el aspecto de las licencias de uso (luego explicaré esto con detalle).

¿El resultado? Que numerosos sitios web se están apropiando de obras que no les pertenecen, ofreciéndolas gratis en sus propias páginas –por supuesto sin permiso-. Esto ocasiona un gran perjuicio al diseñador/a original, que no solo venderá mucho menos (si es que consigue llegar a vender algún ejemplar), sino que suele suceder que estos sitios se terminan apropiando de todo el tráfico relacionado. Por tanto de las visitas, ingresos publicitarios, etc. E incluso hasta de la propia creación misma, al cabo del tiempo. Montañas de ilusión y trabajo… para nada. Echados a perder por culpa de los típicos aprovechados sin escrúpulos.

Dado que aquí en La Grafiteca reuno habitualmente todo tipo de freebies de diseño, sigo a una gran cantidad de portales especializados, y lo veo suceder continuamente. Estoy bastante harto ya de esta situación, que daña muchísimo a creativos del mundo entero, y al sector en su conjunto. Cuando comencé esta web no tenía ni idea de la situación, pero con los años he ido comprendiendo el panorama: muchos sitios que yo veía idílicos se nutren en realidad del trabajo de otros demasiado a menudo, y sin su consentimiento por supuesto.

¡Precaución, robo de diseño!

Aquí los enlaces son todos como deben ser: a la verdadera web original de los recursos (ya sean plantillas, tipografías, ilustraciones, etc). Me tomo muy en serio la molestia de rastrear hasta dar con el verdadero autor, y así poner enlace al sitio original. Es la buena práctica, lo que deberían hacer todos.

En este artículo voy a dar un paso más, dando consejos directamente a los diseñadores/as que crean freebies y los ofrecen ingenuamente en sus sitios, para que los grandes “tiburones” no se apropien de su obra.

Al menos con tanta facilidad, y si lo hacen que sea incurriendo en una ilegalidad obvia y flagrante, que lógicamente hará que podamos reclamarles con mucha más fuerza en un momento dado. A ver si entre todos podemos combatir este problema.

Ejemplos de robos y mecánica de los mismos.

Como digo, son innumerables. Los veo casi todas las semanas. Sitios grandes como Pixel Surplus, Dealjumbo.com… Incluso mi admirada web Pixelbuddha lo hace a veces. También por supuesto muchos otros más pequeños. Casi siempre con el mismo sistema: aprovecharse de los freebies que ofrecen cada semana los grandes mercados de diseño (especialmente Creative Market).

Abajo, un ejemplo de recurso puesto a la venta, ofrecido al mismo tiempo gratis en otra web:

Ejemplo de recurso puesto a la venta, ofrecido al mismo tiempo gratis en otra web.

Un ejemplo más:

Un ejemplo más.

Otro más, y podría estar toda la mañana:

Otro más, y podría estar toda la mañana.

La mecánica es la siguiente: colocan créditos al autor/a original, y con eso dan apariencia de legalidad al asunto. Pero en realidad realizan una apropiación, pues en lugar de simplemente poner un enlace a la página establecida por el creativo, como se hace aquí en La Grafiteca por ejemplo, descargan el recurso y re-suben todo el material a una página propia de ellos (ajena al autor, por supuesto), donde ofrecen también el mismo freebie. Y encima la dejan ahí para siempre. Con esto la persona que ha creado el recurso de diseño pierde infinidad de ventas, obviamente, pues casi todo el trafico se dirige a estas nuevas ubicaciones que lo dan gratis de forma permanente.

Para aquellos/as que no sepan bien de qué estoy hablando, les recomiendo mucho que lean el artículo: “Los mejores sitios para vender o comprar diseño gráfico-web”. Allí se describen bien los principales mercados internaciones de diseño (gráfico, web, editorial, animaciones, etc). Juegan un papel fundamental en todo esto, ¡generalmente en su propia contra! El tema de los “regalos” está resultando clave en que pierdan innuberables ventas (tanto ellos como los autores de los recursos).

Concretamente, cada semana suelen ofrecerse trabajos de descarga gratuita, que en realidad son de pago (están a la venta por parte de su creador en esa misma plataforma). Son regalos de promoción, por tiempo limitado a esa semana. Y esto es precisamente lo que aprovechan los sitios sin escrúpulos; cogen el freebie y lo re-suben a sus propios hospedajes como antes he comentado, colocando sus propios enlaces para la descarga y demás. De esa forma, lo que era un freebie solo por 7 días, se convierte en recurso gratuito permanente.

No acaba aquí, pues lo normal es que, con el tiempo, dicho material se vuelva a coger y re-subir por más sitios todavía.

Al final, el resultado es que la persona que ha creado el recurso puede llegar a perder totalmente el control de su obra.

Así pues, una parte del problema está, por supuesto, en ofrecer estos regalos semanales por parte del mercado de diseño. Al menos sin establecer claramente una licencia y régimen de uso que diga claramente que esto no se permite, así como una voluntad decidida de perseguir a las webs que realizan apropiaciones (son bastante sencillas de identificar, la verdad).

Personalmente, no entiendo cómo permiten que les roben cada semana con tanta facilidad. Los recursos que se compran -y venden- en esos sitios, muy buenos y útiles por cierto, tienen unas licencias claras de uso (número concreto de ejemplares que se pueden vender usando los diseños, etc). Cuanto más extendido queramos el uso, más habrá que pagar. Los freebies semanales tienen una licencia de tipo estándar, lo cual por supuesto no permite que otros sitios pueden redistribuir por su cuenta el material, pero la plataforma no parece actuar contra ellos. Al menos no muy decididamente, pues es obvia la situación irregular y ahí siguen.

Ojo con Behance y demás sitios sociales para diseñadores.

Hay otras fuentes de material para estos sitios sin escrúpulos. Generalmente Behance, y sin duda también Dribbble, así como DeviantArt y demás sitios parecidos (pero sobre todo esos tres). Dichos lugares son, como muchos sabrán, plataformas en las que los profesionales muestran sus obras a la comunidad de diseñadores, a veces permitiendo su descarga gratuita –se suelen poner enlaces a hospedajes y nubes personales tipo Dropbox, Google Drive, etc-.

Pues bien, los sitios webs dedicados a los freebies consultan -consultamos- por supuesto estas comunidades muy frecuentemente, y aquellos que tienen pocos escrúpulos no desaprovechan las oportunidades. Si el diseñador/a ha sido tan cándido de no explicitar una licencia claramente para su obra, que no dude que será apropiada por otros al instante. Sobre todo si es buena.

¿Cómo evitar que nos roben? Consejos para ofrecer freebies de diseño.

Vamos con la parte práctica de este artículo. Espero poder ayudar a la comunidad de diseñadores/as a combatir esta situación, que tanto nos perjudica a todos. Pues bien, la forma de evitar estas apropiaciones de nuestro trabajo pasa, en primer lugar, por saber bien qué estamos haciendo.

Si queremos ofrecer un freebie –ya sea como un regalo o para promoción- tenemos dos opciones: publicarlo en una página nuestra o usar un portal tipo Behance para ello. En ambos casos, es un aspecto de importancia crítica el dejar escrito claramente el nombre del autor/a, así como el régimen de uso que permitimos para esos archivos. Lógicamente, no deberemos permitir nunca la redistribución de esos archivos por parte de otros sitios (la descarga siempre y solo desde la ubicación original, esto es, desde nuestra página).

Dicha declaración conviene ponerla en inglés también, y no solo en la página del recurso, sino también dentro del mismo, en archivos de texto –mejor un PDF-, e incluso dentro de la propia obra si es posible (poner un rótulo en la primera capa, marcas de agua o cualquier otra forma que se nos ocurra).

En relación con este tema recomiendo leer tranquilamente este otro artículo: “Licencias de uso personal y comercial, guía completa”. Es muy extenso y exhaustivo, pero sin duda merece la pena el esfuerzo. Son temas importantes si no queremos perder el control de nuestras creaciones. Allí se explica todo el tema de las fórmulas legales que podemos poner y demás.

Otra recomendación que considero vital es no regalar nunca la obra completa. Es aconsejable que el freebie solo contenga una parte o fracción de la misma, algo así como una “demo” de los videojuegos. No solo para evitar su apropiación, sino porque además dicha mecánica es buena para vender el recurso completo ya en versión premium (de pago). Si la “demo” muestra que se trata de un trabajo útil, otros profesionales se interesarán en él a buen seguro. Y nadie nos va a robar una “demo” de promoción.

Si lo que queremos es intentar vender nuestro diseño en las grandes plataformas internacionales (para más info sobre esto ver el artículo del primer enlace), ya no sería ofrecer un freebie, pero no está de más preocuparse pues estos mercados pueden dar regalos como hemos visto, usando nuestro archivo en un momento dado. Ya saben, se trata de una de las principales fuentes de material para los aprovechados, así que es MUY importante incluir también aquí un régimen de usos permitidos. En la carpeta junto al resto de materiales añadiremos un archivo que explique claramente los créditos de la obra y la licencia para las versiones gratuitas, en su caso (y por si acaso). Pondremos allí, una vez más, que no se permite la redistribución por otros sitios distintos al original, y que esos archivos se encuentran bajo el mismo régimen que los puestos a la venta en la plataforma.

También, como recomendación general, aconsejo a los creadores que estén siempre muy vigilantes en Internet respecto a su obra. Conviene ponerle un nombre a cada plantilla, tipografía o recurso en general (así como nuestro nombre, web y email como autores), y rastrear después periódicamente en la Red. Estar al tanto también en Behance y Dribbble, pues los sitios aprovechados suelen publicar allí también sus novedades (aunque en realidad sean de otros).

Mensaje para las plataformas de compra-venta de diseño, y para los buscadores.

Finalmente, quiero terminar este artículo con un claro mensaje para los mercados que ofrecen freebies semanales: se están “pegando un tiro en el pie”. Ya lo he comentado antes, esos regalos son algo totalmente contraproducente tanto para los creadores como para ellos, que al fin y al cabo se llevan una comisión de cada venta. Una de dos, o dejan de dar dichos regalos, o empiezan a actuar de forma mucho más decidida y vigilante en cuanto a su no-redistribución posterior (me refiero por supuesto sobre todo a Creative Market, principal origen del problema).

Si no lo hacen todo seguirá como ahora: cada semana están dando nuevo material a los aprovechados. Y no solo por una semana, sino que ya se queda allí para siempre (o hasta que les obligan a quitarlo con mil quejas). ¿Quién lo va a comprar entonces, si está gratis en todas esas ubicaciones? Solo el que no se dé cuenta, es obvio.

Los buscadores, por su parte, también tienen su parte de responsabilidad en esto. Deberían hacer una labor muy seria y decidida en cuanto a los resultados que ofrecen, para que los sitios que redistribuyen contenidos no originales sin permiso (con descarga directa desde dichos sitios), no aparezcan por encima de la web del autor original.

Esto es muy importante… Y hablará bien de dichos buscadores. De hecho, lo ideal sería que las páginas que ofrecen apropiaciones ni siquiera aparecieran en los resultados, pues en realidad están cometiendo una ilegalidad, que el buscador no debe apoyar. Básicamente se trata de piratería, no diferente respecto a las descargas ilegales de software, etc.

Leer más...

12 septiembre, 2017

Especificaciónes técnicas para preimpresión en prensa

En este artículo vamos a tratar en detalle, y sobre todo de una forma muy práctica y fácil de entender, el vital aspecto de la preimpresión técnica. Nos centraremos sobre todo en el caso de los periódicos –donde por cierto es una tarea absolutamente imprescindible-, pero con explicaciones genéricas que servirán también para cualquier otro tipo de documentos, de cara a enviar a las imprentas nuestras imágenes y diseños con todas las garantías.

La preimpresión es un tipo de trabajo que no suelen dominar muchos diseñadores, siendo no obstante un aspecto de importancia crítica para que los documentos se impriman correctamente. Es clave para cualquier imprenta, pero en el caso concreto de las rotativas –que imprimen a velocidad de vértigo- es sencillamente imprescindible. En una rotativa, si no se realiza una adecuada labor de preimpresión, las imágenes saldrán planas y apagadas, y el resto de colores presentes en el documento a menudo diferirán respecto a como los hayamos definido durante la fase de diseño. Pero eso no es lo peor, pues es más que probable que las imágenes aparezcan incluso emborronadas, con empastes de tinta y textos ilegibles dentro de los anuncios. Un completo desastre.

Afortunadamente, en realidad tratar imágenes para imprimirlas en una rotativa –ya sean fotografías convencionales o anuncios-, no es demasiado difícil. Basta con tener en cuenta unas pocas claves, que vamos a explicar a continuación.

  • *Nota: Toda esta información ha sido extraida de la documentación técnica remitida por las propias imprentas, así como de mi experiencia de bastantes años realizando la preimpresión de infinidad de páginas de periódicos (puede comprobarse mi profesionalidad en este campo consultando mi web Maquetador Online).

Midiendo la ganancia de punto en un documento impreso.Créditos imagen: Ra Boe - selbst fotografiert DigiCam C2100UZ, CC BY-SA 2.5, Enlace

El por qué de todo esto: características del papel y de las tintas.

Este tipo de impresión no solo está condicionado por la velocidad y tipo de imprimación. Además de ello, para que las imágenes fotográficas tengan buen aspecto en los periódicos, es imprescindible que se ajusten a las particularidades del papel y de las tintas, que son lo que realmente limita el espacio de color del periódico.

El papel no es estucado, lo que significa que tiene una superficie rugosa y absorbente. Por sí mismo suele tener un color gris-amarillo (muy claro, eso sí), y las tintas tienen unos pigmentos relativamente débiles e impuros. Puesto que las tintas se imprimen unas sobre otras sin proceso de secado, las capas de pigmento no se adhieren totalmente a las demás (y se facilita la aparición de borrones). Todo ello afecta a la reproducción del color y reduce el espacio de color. La cantidad de color utilizable, para entendernos.

Todos estos condicionantes obligan a realizar un serio trabajo de preimpresión. En definitiva, al tratamiento previo de todas las imágenes para la impresión en rotativa (en el resto de imprentas en realidad también es necesario, aunque menos crítico que en los periódicos, donde es absolutamente imprescindible).

Dicha labor a realizar será la siguiente, explicada paso por paso:

1.- Ajustar resolución de la imagen.

Una imagen debe ser del tamaño y resolución correctas. A nivel técnico se habla de que debe tener dos veces la lineatura de la trama a utilizar, siendo lo normal una trama de 100 líneas por pulgada. Para simplificar: en las rotativas se necesitan 200 ppp de resolución. Puede ponerse más, pero no se apreciará, de forma que lo ideal es que la imagen, al 100% de su tamaño (es decir sin reducirla ni ampliarla), tenga una resolución de 200 puntos/pulgada. Así trabajaremos viendo exactamente lo que aparecerá.

Así pues, necesitaremos el programa Photoshop (o algún otro software de edición gráfica capaz de ello). Nos valdrá cualquier versión del programa, no hace falta la última de la última para nada. Pues bien, abriremos la imagen en dicho programa, y la dimensionaremos a la resolución correcta (con el menú Imagen/Tamaño de imagen).

Si la imagen tenía más de 200ppp no habrá problema, pero si por el contrario la imagen tenía menos de 200ppp, entonces se hará más pequeña al darle dicha resolución, ojo con esto. Podemos remuestrearla añadiendo píxeles ficticios, pero esto no nos salvará siempre. Si la imagen originalmente era muy pequeña y de baja resolución (como por ejemplo las de internet, que están a 72 píxeles/pulgada nada más), no habrá mucho que podamos hacer para evitar que aparezca pixelada. Salvo buscar otra más grande, lógicamente.

2.- Correcta manipulación de la imagen.

Una vez dimensionada a la resolución correcta, empezaremos el vital trabajo de edición, ajustando los colores, el contraste y la luminosidad. Atención ahora, pues voy a recoger brevemente la técnica de tratamiento de fotografías para impresión en rotativa. Nuevamente lo haremos mediante el programa Photoshop.

Como consejo previo general, recordar que la rotativa deposita a toda velocidad varias capas de tinta fresca (concretamente 4: cian, magenta, amarilla y negra, en definitiva la cuatricomía CMYK). Por tanto, deberemos actuar siempre en el sentido de “quitar” tinta. Las zonas de la imagen con colores muy saturados, sobre todo si hay varias tintas en uso, conviene aclararlas para evitar empastes (zonas oscuras o en sombra, con mucho cian, magenta y negro, y atención también al rostro de personas con tez muy rojiza).

En la ventana de información podremos ver el porcentaje de tinta que tiene cada punto. Cuidado con las zonas muy saturadas (con cian, magenta y negro rondando el 100%).

  1. Abrir la imagen RGB. Elegir previsualizar CMYK, pero manteniendo la imagen en modo RGB hasta acabar de trabajar con ella (esto se hace en el menú Vista/Colores de prueba).
  2. Establecer el punto blanco y el punto negro (blanco 0, negro 100). Sobre todo es importante el punto blanco, para conseguir una luminosidad natural. Con el gotero elegiremos un punto muy claro de la imagen, que en la realidad debería verse blanco, y lo definiremos así como el blanco “puro” o “cero” (las imágenes serán ricas en contraste si tienen también un punto negro total, pero dicho tono no siempre estará presente en la imagen). Este paso es clave, pero a veces no podremos llevarlo a cabo, por ejemplo en fotografías muy oscuras, tomadas casi de noche, con mucha sombra, etc, pues allí no habrá ningún blanco que podamos elegir como puro. Mi consejo es evitar dichas imágenes oscuras y muy sombreadas a toda costa para la impresión en periódicos, la rotativa no se lleva nada bien con ellas. A menudo empastarán todos esos colores saturados. Son las que más trabajo dan al preimpresor. Por el contrario, las imágenes bien iluminadas ya tendrán el blanco puro en ellas (e incluso el negro), sin que tengamos que hacer nada.

    Estableciendo los puntos blanco y negro puro de una imagen mediante Photoshop, en el diálogo Niveles.
  3. Ajustar contraste y luminosidad de manera que la imagen tenga buen aspecto, pero asegurándonos de que los detalles de las áreas de altas luces y en sombras no desaparecen.
  4. Es importante también establecer el equilibrio de grises, todo lo que deba salir gris en la impresión debe verse así en la pantalla también.
  5. Cuando una imagen se rasteriza o se imprime se pierden detalles, y por ello el uso de Máscara de Enfoque es altamente recomendable. Las imágenes parecerán más nítidas en la impresión. Se recomienda una cantidad 80-140%, radio 1.5-4 píxeles, umbral 0 (si la foto tiene ruido se puede subir el umbral hasta que se elimine, generalmente con 10-20% suele bastar). La cantidad a utilizar dependerá del tamaño de la imagen sobre todo, así pues le iremos dando más hasta que aguante sin “reventarse”. El objetivo es que los objetos queden perfilados y nítidos, manteniendo un aspecto natural.

A nivel general y según mi experiencia, en realidad la cosa es sencilla: como he comentado, las fotos bien iluminadas no darán problema. Fotografías en exteriores en días soleados, o en interior pero con luz abundante… Saldrán bien sin apenas tocarlas (bastará pasar a CMYK, y podrá observarse que apenas cambia). Elegir este tipo de fotos siempre, si es posible. Es de buen fotógrafo realizar fotografías bien iluminadas (“¡ponlo al sol!”, les digo yo siempre cuando van a hacer un retrato de alguien).

Si por el contrario la imagen es oscura y sumida en la sombra… Mal asunto. Habrá que aclararla concienzudamente, y además mantener una luminosidad que se vea natural, lo cual puede llegar a ser bastante difícil. Si estas fotos no se tratan, saldrán emborronadas y un desastre total. A menudo no será posible elegir el blanco puro en ellas, y tendremos que hacerlo todo a mano.

3.- Convertir la imagen a CMYK.

Una vez veamos que la imagen tiene buen aspecto, será el momento de pasarla de RGB a CMYK (menú Imagen/Modo/Color CMYK). Recuerdo que RGB es un modo para monitores y pantallas, basado en píxeles de luz. Dejar una imagen en RGB hará que ésta salga totalmente plana y deslucida una vez impresa. ¡Evitar esto siempre! Es el mayor fallo de principiante que se puede tener.

Es fácil no caer en ello si recordamos que las rotativas (e imprentas en general, incluyendo impresoras domésticas), usan colores en cuatricomía. Esto es, forman los colores añadiendo 4 tintas de colores básicos: los ya famosos Cian, Magenta, Amarillo y Negro. De ahí vienen las siglas CMAN, o CMYK en inglés.

No obstante este paso no es tan sencillo a nivel técnico como puede parecer, pues a la hora de convertir de RGB a CMYK hay que usar el perfil ICC correcto. Vamos explicar en qué consiste esto.

4.- Perfiles de color (perfiles ICC) para imprenta.

Un perfil ICC convierte imágenes de RGB a CMYK (o a escala de grises) de manera que sean adecuadas para la impresión de periódicos. Sin un perfil ICC se corre el riesgo de obtener imágenes demasiado coloreadas que conducen a pérdida de matices y de detalles en las áreas sombreadas.

Lo que hace el perfil es añadir automáticamente unas órdenes en el momento de convertir el color. En el caso de los periódicos, generalmente restando cantidad de pigmentos, para evitar emborronamientos de tinta. Es una especie de medida de seguridad. No me extenderé mucho, interesados en el tema pueden consultar aquí.

Los más famosos son el FOGRA27 (papeles offset, esto es, no estucados y por tanto porosos, como por ejemplo los folios convencionales) y el FOGRA39 (papeles estucados o couché, como las revistas o el papel fotográfico). Lógicamente un folio normal absorve más tinta que un papel satinado –estucado-, un poco como pasa en el papel de los periódicos pero menos, y por tanto el perfil lo tiene en cuenta. Para más info consultar por ejemplo este artículo.

Para papel de periódico, el perfil que se suele recomendar es ISOnewspaper26v4. Dicho perfil contempla una ganancia de punto del 26%, y por tanto da buenos resultados en las rotativas.

Aplicando perfiles de color a la hora de pasar una imagen a CMYK para su impresión.

Vamos a explicar un poco el por qué de esto:

  • Ganancia de punto: La ganancia de punto es la medida de cuánto ha crecido en tamaño un punto de trama, desde la capa digital hasta la impresión. Se mide en % usando un densitómetro. Cuando la tinta se transfiere desde la plancha al
    caucho y de éste al papel, el punto se somete a presión y aumenta. Si usa por ejemplo un 50% de cubrimiento de color en su capa digital, producirá un cubrimiento de color de alrededor de un 65% en el impreso, y por tanto hablaremos de una ganancia del 15%. Si esto no se compensa, los colores sólidos aparecerán demasiado oscuros y las fotografías empastadas. Es algo que puede controlarse durante la preimpresión con Photoshop, usando la herramienta del menú Imagen/
    Ajustes/Curvas (siguiendo con el ejemplo en el centro de la curva marcará 50% de entrada, por lo que poniendo 35% de salida se corregiría el 15% en la curva). Lo normal es que el proceso en las rotativas tenga una ganancia de punto de entre el 15% y 25%, por lo que se consideran aceptables y dan buenos resultados los perfiles basados en una ganancia del 26%, como ISOnewspaper26v4.icc para CMYK e ISOnewspaper26v4_gr.icc para escala de grises.
  • Recubrimiento total de tinta: El recubrimiento o límite total de tinta debería ser inferior a 240% por seguridad (con el límite de negro mínimo del 85%). Recubrimientos superiores pueden producir empastes y repintes. Es otro parámetro a tener en cuenta si vamos a introducir los valores a mano.

Podemos crear nuestro propio perfil de color personalizado con todas estas características.

No obstante, yo recomiendo dejarnos de complicaciones y aplicar directamente el perfil ISOnewspaper26v4 para el paso a CMYK. Si lo hacemos, una vez tengamos la imagen RGB bien tratada ya podremos convertirla sin tener que ajustar ganancias de punto, etc. El perfil realiza toda la corrección por sí solo. Así pues es muy aconsejable (ojo, solo para prensa, impresa en papel de periódico). Lo que hará el perfil básicamente será aclarar la fotografía, de forma que al imprimirla en rotativa nos aseguraremos que las tintas no empasten.

  • *Nota2 (descarga del perfil ISOnewspaper26v4): como puede no ser fácil de encontrar, he subido el perfil a mi Google Drive, para conservarlo y también para su uso por parte del resto de profesionales. Es un archivo .CSF (denominado ISO_26v4.csf), por tanto de ajustes de color para Photoshop (no se trata de software propietario ni nada por el estilo, tranquilos). Puede cargarse en dicho programa desde el menú Edición/Ajustes de color, como cualquier otro perfil.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el tratamiento previo es casi siempre necesario, para mantenener un mínimo de contraste y calidad en la imagen. Es la parte antes comentada de tener “la imagen RGB bien tratada”. Esto implica que esté en una resolución correcta, y se aprecie en ella una adecuada luminosidad (tonos naturales y contraste adecuado, pero sin zonas oscuras o por el contrario “quemadas”).

5.- Tratamiento de textos dentro de imágenes (publicidades en formato JPG, etc).

Queda el aspecto del tratamiento de imágenes con textos negativos (blancos) sobre fondos multicolor. En estos casos, el más pequeño error en el registro de la impresión suele afectar muchísimo al texto, pudiendo quedar incluso ilegible. Por este motivo, si se va a diseñar un anuncio de este tipo (en negativo) para prensa, es importante utilizar una tipografía de un mínimo del cuerpo 12, bold o semi-bold. Letras más pequeñas pueden dar problemas.

Error de registro (planchas movidas). Gráfico: imprearte.mx

Es igualmente muy recomendable no enviar los anuncios en formato JPEG (cosa cada vez más habitual dado que ocupan menos espacio gracias a la compresión, y así pueden enviarse más comodamente por correo electrónico). El problema de esto es que, además de la pérdida de calidad inevitable por la compresión del JPG, también se produce que los textos negros no son en realidad negros puros, sino que vienen en los cuatro colores. Traen las 4 tintas, lo que nos hará correr el riesgo de mala lectura si se mueven un poco las planchas (el mismo problema que el anterior).

Todos los anuncios con formato EPS o PDF que se abran con Photoshop se deben rasterizar directamente en CMYK para que se mantengan los colores como son. Si se abren y se mandan en RGB, cuando lleguen a su destino y se pasen a CMYK siempre aparecerán los textos en las cuatro tintas, porque Photoshop los interpreta como imagen.

En realidad, lo más indicado (y profesional) es diseñar los anuncios y publicidades en formato vectorial, al menos los textos, y remitir dichos diseños en PDF o EPS (mejor PDF). Durante el diseño trabajaremos directamente en modo CMYK, y los textos negros serán negros puros, no cuatricomías.

Por cierto, ojo con las imágenes presentes en los anuncios, pues les ocurre lo mismo que al resto de fotografías. Hay que tratarlas bien primero antes de pasarlas a CMYK y ponerlas en el anuncio. Usar siempre imágenes de calidad, bien iluminadas y con tonos naturales, ricas en detalles y matices. Con un aspecto agradable a la vista. Así nos aseguraremos de obtener un resultado impecable.

Recuerde.

Resumiendo, los pasos a seguir en el tratamiento de imágenes para rotativa son:

  • Resolución para las imágenes de 200 ppp.
  • Imágenes en color CMYK.
  • Usar máscara de enfoque.
  • Usar un perfil ICC.
  • Ganancia de punto del 15% mínimo.
  • Recubrimiento total de tinta < 240 (negro mínimo 85).
  • Textos blancos menores de 12 pt sobre fondo multicolor se ven muy afectados por errores de registro (movimientos de planchas).
  • Textos negros o en color formados con cuatro tintas también se ven afectados por errores de registro.
  • Se imprime sin proceso de secado, añadiendo 4 capas de tintas estampadas a toda velocidad.
Leer más...

07 septiembre, 2017

Orla gratuita para guarderías en PSD (6 niños)

Hoy voy a ofrecer un recurso gratuito de elaboración propia. Se trata nuevamente de una orla para guarderías, ludotecas, escuelas infantiles y similares, en formato PSD de Photoshop (la plantilla está creada con la versión CS3, y por tanto es bastante compatible).

Al igual que la vez anterior, en la que ofrecí 2 plantillas gratuitas para orla de guardería -también en PSD-, este trabajo lo realicé como favor para una escuela infantil de mi localidad. La presente la hice justo antes del verano, y la idea era que fuera una especie de orla/diploma de fin de curso, todo a la vez.

Así pues, igual que entonces voy a ofrecer dicha plantilla de forma gratuita aquí en La Grafiteca, para uso y disfrute de cualquier jardín de infancia o ludoteca que lo pueda necesitar (así como para otros diseñadores/as a los que pueda ser útil). Como podrá verse en las imágenes de muestra, en la orla-diploma hay fotos para 6 alumnos y 3 profesores, pues dio la casualidad de que esos fueron los niños que compartieron clase durante el ciclo formativo.

Debo decir que la orla me quedó mucho mejor que la anterior. Su aspecto es el siguiente:

Orla-Diploma infantil para guarderías y ludotecas, con 6 niños y 3 profesores (detalle)

Orla-Diploma infantil para guarderías y ludotecas, con 6 niños y 3 profesores

Está pensada para imprimirse a todo color, como mucho a tamaño A4, pues la resolución de las imágenes del fondo no admite más tamaño. Están bastante al límite, de hecho. Se trata de unas ilustraciones obtenidas de internet, sin que haya podido averiguar con seguridad quién es el autor/a de las mismas (si dicha persona lee esto por favor que me contacte en el email contacto@grafiteca.info para poner aquí los debidos créditos).

En cuanto a los simpáticos dibujos que se ven en las fotos –lógicamente no sería correcto publicar las fotos reales de los niños que salían en mi orla-, se trata de ilustraciones obra de Rosa Fernández, cuyo blog recomiendo visitar, sobre todo a profesionales de la educación primaria (enlace anterior, tiene muchas láminas para colorear y cosas interesantes).

La orla, una vez impresa y plastificada, quedó así (foto real, no muy buena pues está hecha con un teléfono, pero creo que se aprecia que queda bastante bien, los padres desde luego quedaron encantados):

Aspecto real de la orla una vez impresa y plastificada.

Lógicamente también puede imprimirse en otros tipos de papel, tal vez de más gramaje o calidad (tipo diploma), en lugar de plastificarse… Eso ya queda a cuenta de cada centro educativo. Por lo demás, el PSD está listo para imprimir, una vez pongamos las fotos y los nombres de los niños (viene ya en color CMYK, resolución adecuada, etc). Más detalles:

  • Tamaño A4 (29x21 cms.aprox., 200ppp).
  • La tipografía empleada es Cavorting, muy buena para diseños de estilo infantil, como puede verse. Es una fuente de la que ya hablamos en el artículo “Las mejores tipografías gratuitas de 2016”. Para usar la plantilla habrá que descargarla e instalarla primero.
  • Aparte de Cavorting solo aparece otra letra, concretamente en la palabra “Orla”, y está rasterizada (se ha convertido en imagen y no es editable, por tanto no se requiere instalar dicha fuente). Para los curiosos, se trata de la tipografía Jingle, también gratuita como la anterior, e igualmente muy buena y recomendable de tener. Hablamos sobre ella en el artículo “Tipografías de escritura manual, recopilación 2”.
  • Una vez abierto el PSD, hay que ocultar la primera capa para poder trabajar (contiene los créditos).
  • En el artículo que hice para las orlas anteriores ya expliqué un poco cómo usar las plantillas (cómo poner las fotos, concretamente). En este caso no he creado objetos inteligentes en las capas, sencillamente las fotos tienen una máscara de capa asociada que recorta la imagen al marco. Así pues, para poner cada foto ésta se ha de abrir primero en Photoshop, seleccionarla entera (o la parte que nos interese), y copiar dicha selección con Control+C -o en menú Edición/Copiar-. Acto seguido, en la orla, vamos a la capa correspondiente a esa foto, seleccionamos la máscara de capa (Control+Clic sobre ella), y en el menú Edición, elegimos “Pegar Dentro”. Listo, trabajo terminado y a por la siguiente foto.

Para poner las fotos primero abrirlas en Photoshop, seleccionar y copiar, y luego en la plantilla hacer Control+Clic en la máscara de capa, y elegir "pegar dentro"

Licencia de uso.

Antes de descargar la plantilla, es importante comprender los permisos de uso que se establecen para ella. Aunque es un recurso totalmente gratis, el permiso de uso es únicamente personal, lo que implica que no puede usarse para fines comerciales (y por tanto cogerla y venderla por ahí).

No se permite tampoco la redistribución de este archivo en otros sitios diferentes a éste, incluso si se pretende hacerlo gratis. El motivo es que se trata de un diseño realizado por mí, y por tanto la descarga siempre debe efectuarse desde esta página, y no otra. Hacerlo sería una apropiación de mi trabajo.

Por lo demás, cualquier diseñador/a que quiera usar la plantilla para un cliente, así como escuelas infantiles, papelerías, imprentas y similares que la necesiten, son todos libres de utilizarla, incluso sin poner créditos (los cuales no obstante serán apreciados). Lógicamente no deberán redistribuir la plantilla en sí, sino meramente orlas ya impresas para los padres, o imágenes pero que no sean editables.

En definitiva, no se debe ofrecer el propio PSD que he realizado yo, por lo demás puede usarse libremente. Estoy seguro que todos comprenderán estas sencillas y lógicas limitaciones, que únicamente buscan que nadie se apropie de mi trabajo.

enlace de descarga de la plantilla.

Sin más, aporto el enlace de descarga. He subido el archivo PSD a mi Google Drive, desde donde puede obtenerse incluso sin registro:

Plantilla gratuita para orla de guardería en PSD, con 6 niños y 3 profesores, por La Grafiteca (peso total del archivo comprimido: 46MB).

¿Necesita ayuda para usar la plantilla, o tal vez alguna modificación?

Finalmente, comentar que cualquier centro educativo que quiera usar la plantilla pero no sepa hacerlo, o que necesite poner más fotos –o menos-, que no dude en contactarme en el email antes citado: contacto@grafiteca.info. Estaré encantado de realizar dicha modificación, de forma rápida y muy económica (¿quién mejor para hacerlo que yo, que soy el autor?). Si lo desean, puedo incluso remitir por correo ordinario ejemplares ya impresos y plastificados, listos para entregar a los padres, si el centro educativo está localizado en España.

Y nada más por hoy, ¡espero disfruten de la plantilla y que le sea útil a muchas personas!

Leer más...