24 agosto, 2018

Etiquetas adhesivas: tipos, usos y guía técnica

Supongamos que queremos hacer una pegatina o vinilo, algo bastante habitual. La parte del diseño la tenemos controlada, pero… ¿cómo se prepara una etiqueta adhesiva para su correcto envío a imprenta? En esta entrada vamos a responder a esta pregunta –por la parte que toca al diseñador/a-, en forma de pequeña guía técnica, para una rápida consulta cuando haga falta.

Adicionalmente, aportaremos también algunos ejemplos y usos habituales de este tipo de materiales impresos, que generalmente son vinilos, pero también pegatinas en papel adhesivo y otros materiales, como luego veremos. En definitiva algunas anotaciones breves que puedan ser útiles en este tema.

Tipos de etiquetas adhesivas y usos habituales.

Habitualmente se distinguen por el material y/o finalidad de las mismas, que están muy relacionados como veremos.

En general, las etiquetas suelen estar hechas de papel adhesivo, vinilo, polipropileno o pvc transparente. Son materiales resistentes al agua y los arañazos, aguantando bien las inclemencias del tiempo: lluvia, frío, calor, etc. Esto las hace ideales para uso en vehículos, escaparates y exteriores en general, especialmente los 3 últimos; al ser materiales plásticos tienen también gran resistencia a aceites, grasas y cosas así, incluyendo líquidos cosméticos, abrasivos, etc.

En segundo lugar, las etiquetas también suelen agruparse según su forma y/o modo de aplicación.

Así pues, a nivel técnico se suele hablar de varios tipos de etiquetas, mezclando estos criterios. Vamos a verlo en detalle. Seguiremos por ejemplo la clasificación realizada por una imprenta de etiquetas adhesivas profesional:

Tipos de etiquetas adhesivas

- Etiquetas adhesivas “en rollo” o bobina. Son las clásicas para poner precios en los supermercados, aplicables mediante máquina etiquetadora manual (o directamente a mano). En realidad pueden usarse para poner cualquier etiqueta, generalmente en cajas, prendas de vestir o productos en general (industria, alimentación, etc), con el logo o cualquier otra información.

En este último caso, lo normal es que midan unos 5x9 cms. (de 3x3 cms. en adelante), y contengan datos como nombre, composición, fecha de vencimiento, lugar de procedencia, datos de la empresa, cuidados y precauciones, códigos de barras o QR, etc.

Habitualmente este tipo de etiquetas se hacen con papel adhesivo, polipropileno o pvc transparente (cuando se quiere que el fondo sea transparente).

- Pegatinas o etiquetas sueltas en papel adhesivo. Estos stickers se diferencian de los anteriores en que vienen en un folio, para ir cogiendo y aplicando etiqueta por etiqueta a mano. Tienen un micro-corte trasero para facilitar el cogerlas así, una por una.

Habitualmente se hacen con papel adhesivo, que como hemos comentado es muy resistente pues está estucado (cubierto por varias capas protectoras). Son además muy económicas estas etiquetas. Pueden usarse en casi cualquier superficie que se necesite identificar, como cartón, plástico o superficies de cristal (no para paredes, dónde será mejor usar un vinilo).

- Etiquetas sueltas en vinilo. Se trata de adhesivos de calidad altísima, tanto en su acabado como en cuanto a su resistencia (aguantan las condiciones ambientales exteriores: lluvia, frío, calor, etc). Pueden utilizarse por tanto para muchas finalidades, como ya hemos apuntado: en forma de pegatinas para lunas de vehículos o escaparates, para aplicar en cualquier producto o paquete, a gran tamaño para rotular y/o decorar paredes, vehículos… La imaginación es el límite.

Las hay rectangulares, cuadradas, circulares, ovaladas o troqueladas con forma, y puede realizarse impresión sobre vinilo blanco o transparente.

- Pegatinas transparentes. Generalmente estan hechas de vinilo transparente, y sus usos son básicamente los mismos que cualquier vinilo, que queramos usar sin fondo (el pegamento es invisible también).

El resultado es que, una vez aplicado, solo se verá el diseño en sí, perfectamente silueteado y sin fondo alguno. Lo normal es usar esto para que se vea bien un logo o nombre de empresa, por ejemplo para poner en vehículos, o cualquier superficie en general. Como cualquier vinilo es un material plástico y por tanto muy resistente al agua e inclemencias del tiempo, usado como decimos de forma rutinaria en rotulado de vehículos.

- Pegatinas troqueladas con forma. En cuanto a su material pueden estar hechas de los mismos materiales que las anteriores (vinilos, papel adhesivo, etc), pero se distinguen por estar recortadas en cualquier forma que se nos ocurra: en forma de llave o casita para una inmobiliaria, en forma de gatito o perrito si es de una tienda de mascotas o clínica veterinaria, de coche o llave inglesa para un taller, etc. Estas pegatinas han de prepararse siguiendo ciertas especificaciones técnicas.

Preparando para imprenta un adhesivo troquelado: añadir trazado de recorte CutContour

Concretamente, lo usual es que la imprenta requiera añadir un trazado de recorte o CutContour a nuestro diseño. Dicho trazado es sencillamente una línea vectorial que aplicaremos mediante software tipo Adobe Illustrator, InDesign, Corel, etc.

Dicho trazado puede ser relativamente complejo, pero no hay que pasarse, pues la cosa tiene sus límites. Hay que dibujar una línea cerrada y continua, que puede tener cualquier forma (sencilla): la silueta de una llave, casa o gatito que comentamos antes, por ejemplo.

Generalmente, hay que crear un color específico para dicho trazado, que debe llamarse obligatoriamente CutContour. El color debe tener solo una tinta al 100%, y el resto dejar al 0% (lo usual es poner magenta 100%, aunque algunas imprentas usan el amarillo e incluso otros). El tipo de color, elegir “Tinta Plana”. Lo normal es que nos pidan una cuatricomía CMYK, con solo una tinta al 100% y el resto nada, como hemos comentado.

Opciones para crear un color para trazado de recorte CutContour

Esto puede hacerse a mano (no es demasiado difícil), aunque algunos programas incluyen ya de serie colores denominados CutContour.

Pues bien, el plotter de corte reconocerá el trazado y recortará por ahí. Por tal motivo, hay que dejar un margen de seguridad (denominado sangrado) entre el trazo de recorte y el borde del diseño. Lo normal es que sea de 1-2 mm (mayor cuanto más grande sea el diseño a recortar). Téngase en cuenta que lo que quede por fuera del trazado de recorte será desechado.

Sea como sea, consultar siempre con la imprenta, pues cada una puede tener su especificación (para esto y para todo).

Más detalles técnicos: perfil de color, formatos de archivo recomendados, etc.

Las pegatinas o stickers, al estar impresas en materiales estucados o directamente plásticos, conviene que utilicen el perfil de color FOGRA39. Es el indicado para este tipo de materiales.

El modo de color, como siempre en impresión, debería por supuesto ser CMYK (cian, magenta, amarillo y negro). Así pues, hay que preparar el diseño directamente en cuatricomía CMYK. Si trabajamos en RGB, y la imprenta necesita CMYK, casi seguro que se producirán cambios de color no deseados cuando nuestro diseño salga de la máquina (colores planos, apagados…).

En cualquier caso, una vez más, hay que consultar siempre esto también con la imprenta, pues hay algunas, cada vez más, que pueden –e incluso prefieren- que trabajemos en RGB. Esto es muy sorprendente, pero dicen que los archivos pesan menos y además hay más riqueza de color en el RGB (cierto), y su maquinaria ya es capaz de reproducirla, sin los problemas antes citados.

Así pues, siempre llamar y consultar, o vía email. En cuanto al formato de archivo, pues lo mismo. Si el diseño contiene trazados vectoriales, sin duda lo mejor es el formato PDF, altamente compatible como es. No obstante, muchas imprentas aceptarán que mandemos otros formatos, como PSD de Photoshop o directamente imágenes TIFF o incluso PNG o JPG (no adecuados estos 3 últimos para etiquetas troqueladas con forma, y los JPG tampoco pueden tener fondo transparente).

Respecto a los formatos vectoriales, puede ser también que acepten archivos EPS o directamente .AI de Illustrator. Así pues pedir siempre que nos aclaren estas 3 cosas: formato de archivo, modo de color (RGB o CMYK), y márgenes/sangrados necesarios. Para pegatinas troqueladas, consultar también respecto al trazo de recorte o CutContour.