26 septiembre, 2018

Packaging: plantillas y guía técnica general

Hoy vamos a hacer una pequeña guía técnica que estamos seguros que resultará interesante a la par que útil. Concretamente, hablaremos de packaging, explicando cómo preparar un documento de este tipo de forma correcta, y aportando además diagramas tipo plantilla, de cajas y envoltorios variados (los más usados actualmente).

Así pues vamos a hacer un poco como en la entrada “Guía técnica para hacer un folleto tríptico o cuadríptico”, pero en este caso centrada en el packaging. Mostrando por tanto dichos embalajes desplegados sobre plano –con sus caras, dobleces y demás-, así como explicando en breves puntos las características genéricas de los mismos, para una rápida comprensión o consulta en cualquier momento.

Como en el artículo anterior, primeramente es obligado citar algunas fuentes que hemos usado a la hora de elaborar este artículo (además de nuestra propia experiencia, por supuesto). Les damos los debidos créditos: en primer lugar un artículo muy extenso (en inglés), escrito por un impresor norteamericano llamado Mark Wilson, de la imprenta norteamericana Packlane. En segundo lugar, usaremos también -una vez más- los buenos materiales explicativos y plantillas de Pixartprinting, imprenta online internacional que trabaja en este caso a nivel europeo. Ambas empresas son punteras en cuanto a impresión de packaging.

Bien, una vez dados los debidos créditos, entremos en materia.

Ejemplos de packaging

Tipos de packaging, materiales y grosores.

Obviamente y por definición, el packaging puede ser de cualquier forma imaginable, siempre que sirva para envolver, embalar o empaquetar algo.

Aquí la imaginación es el límite, y los expertos en dibujo técnico podrán hacer maravillas, pero vamos a centrarnos en los tipos más usuales hoy en día:

1.- Cajas. Por ejemplo la caja de cualquier producto a la venta, que generalmente está hecha de cartulina estucada brillante (o mate en menor medida), de diversos grosores o gramajes. También son packaging los paquetes para envío, ya sea por correo postal o mensajería, que en este caso suelen ser de cartón corrugado (se refiere a que el cartón lleva una capa acanalada interior), de diversos grosores según la necesidad.

Cartón corrugado: estructura y grosoresDiversos grosores de cartón corrugado, añadiendo capas (fuente: imprenta Packlane).

2.- Sobres. En papel, cartón o plástico. Normalmente no se consideran packaging, sino simplemente papelería corporativa, pero cuando tienen cierto grosor y son de cartón o plástico, a menudo entran en esta otra categoría. Se suelen usar para envíar libros, DVDs o productos de pequeño tamaño y/o ligeros. Además, existen sobres tipo bolsa, para enviar ropa y cosas así. Pueden encontrarse plantillas para hacer este tipo de envoltorios, como luego veremos.

3.- Packaging alimentario: bandejas de papel, vasos para palomitas o patatas fritas, bomboneras, cajas para bocadillos, portabotellas, etc. También se hacen imprimiendo un papel o cartulina, y luego recortando y doblando, como cualquier otro packaging.

Esto sería clasificar según la función, pues en cuanto a la plantilla o documento-base técnico es el mismo en muchos casos (ejemplo: caja para bocadillo en realidad es una caja ovalada). Así pues, lo que importa es la forma que tiene el packaging desplegado, y por tanto las secciones, lenguetas y dobleces a realizar, así como si tiene asas, ventanas, orificio para colgar o cualquier otro troquelado (recorte o “agujero” en el papel). Luego lo veremos todo, pues hay muchos tipos.

Guía técnica para preparar el documento base (sangrado y margen de seguridad, color, etc).

Pero antes vamos a explicar las características generales que tiene que tener el documento-base a nivel técnico. Es decir, cómo hacer el archivo que mandaremos a la imprenta.

Dicho documento mostrará el paquete desplegado por completo, y en él colocaremos nuestro diseño. Así pues, hemos de tener muy claro qué va en cada sitio, parte o “cara” del mismo, de la misma manera que sucede con los folletos. Una vez impreso se recortará, eliminando el sobrante, y solo quedará doblarlo y montarlo, con sus solapas y demás (que pueden ir encoladas o no).

Bien, vamos a ver que características comunes tendrán todos estos documentos:

1.- Son vectoriales. Se tratará siempre de archivos en formato vectorial (independientemente de que pongamos luego fotografías o cualquier imagen no vectorial en el diseño). Lo realizaremos por tanto siempre con software tipo Adobe Illustrator (también pueden usarse otros como Corel o incluso InDesign). Lo mejor es mandar a la imprenta siempre un PDF. Es lo que suelen pedir, de hecho. También suelen aceptar archivos .AI de Illustrator y/o EPS.

Esto es así pues el trazo de recorte debe ser una trazado vectorial, forzosamente. Es necesario para que las máquinas puedan realizar los troquelados, estriados, etc.

2.- Sangrados y márgenes de seguridad. Precisamente porque habrá estos troquelados y recortes, hay que dejar un margen de seguridad suficiente. Suele pedirse un sangrado de unos 5 mm en este tipo de trabajos, y luego un margen de 3 mm más desde el trazado de recorte hasta los textos o partes sensibles del diseño (como mínimo, recomendamos dejar bastante más si es posible).

Ejemplo de documento-base de packaging con sus líneas de sangrado, recorte y doblezEjemplo de documento con sus líneas de sangrado, recorte y doblez (fuente: Pixartprinting).

Es necesario el margen de sangrado pues el plotter de corte, aunque seguirá la línea correspondiente, puede no ser exacto del todo, y por ello se deja un espacio de sobra (el sangrado). En dicha parte sencillamente extenderemos el fondo. Algo que no importe si aparece un poco (menos en las pestañas que vayan a ir encoladas, donde es mejor no poner nada).

Hay que preguntar SIEMPRE a la imprenta sobre estos márgenes y trazados, para que nos indiquen exactamente cuánto poner y cómo. Cada imprenta puede requerir especificaciones diferentes.

En cuanto a las líneas de colores que vemos, son sencillamente trazados que haremos con software vectorial. Generalmente serán líneas de grosor 1pt (preguntar también esto). Las de doblado son básicamente guías, que borraremos una vez puesto el diseño (obviamente no vamos a mandar a imprimir nuestro packaging con unas rayas pintadas encima). En cuanto a los trazados de recorte y sangrado, una vez más deberemos preguntar a la imprenta sí las dejamos o no. Generalmente se borran todas menos la de sangrado, con el objetivo de que en caso de error en el corte no se vean rastros de dicha línea. Pero, insistimos una vez más, siempre deberemos preguntar esto.

3.- Resolución. Trabajaremos siempre con imágenes en alta resolución (250-300 píxeles/pulgada). No solo durante el diseño; a la hora de exportar el PDF indicaremos que la resolución de salida sea también 250-300 ppp y que la compresión JPG sea sin pérdida, a máxima calidad.

Menú de exportación de PDF: compresión de imágenes

Podemos usar el ajuste preestablecido “Impresión de alta calidad” o High Quality Print. También podemos indicar, sencillamente, que no se realice ninguna compresión en las imágenes. Este el ajuste preestablecido y valor por defecto de Illustrator.

4.- Color. Por último está el aspecto del color, también vital para que las imágenes salgan bien, y en general todos los colores con el tono elegido por nosotros. Habremos de trabajar siempre en cuatricomía CMYK, por supuesto, ya que es un diseño para imprimir (la máquina usa las mismas tintas: Cian-C, Magenta-M, Amarillo-Y y Negro-K).

Además de ello, hay que tener cuidado con los perfiles de color. Preguntar en la imprenta cuál usar. Para papeles estucados, el indicado será siempre FOGRA39. Dicho perfil podemos incluirlo al exportar el PDF, pero lo mejor es asignarlo desde el principio al documento, para ver en todo momento el resultado tal cual quedará (revisar también luego al exportar el PDF que dicho perfil se asigne y se incluya).

Menú de exportación de PDF: perfiles de color

Los perfiles de color son ajustes finos, que varian ligeramente los colores para asegurar una impresión -o visualización si es una imagen RGB para mostrar en un monitor- correcta. Si en cualquier documento abierto asignamos diferentes perfiles, podremos ver directamente como cambian los tonos del mismo.

Diagramas-plantilla de modelos de packaging.

Por último, vamos con el apartado que seguramente interesará más al público de este artículo-guía: las plantillas de packaging. Ha sido fácil recopilarlas, pues en su totalidad proceden de la imprenta Pixartprinting. Damos por tanto los debidos créditos.

Es obligado decir también que la web de esta imprenta es una herramienta de extraordinaria utilidad, pues –para aquellos/as que no lo sepan todavía-, en dicho sitio podemos obtener las plantillas que queramos, además en varias medidas. Sencillamente vamos a la página correspondiente, elegimos el tamaño, y aparece un botón para descargar la plantilla, en formato .AI y .EPS, disponible para PC y Mac. ¡Bravo! Desde aquí nuestra felicitación a dicha web.

Así pues, lo que haremos será mostrar diagramas con la estructura o plantilla básica de cada tipo de packaging, desplegado. En cada imagen incluiremos enlace a la página correspondiente. Allí cualquier usuario podrá crearse su propia plantilla con el tamaño concreto que quiera o necesite, y descargar después el archivo en formato vectorial, listo para usar (aplicar nuestro diseño, modificar en su caso las guías de sangrando, y exportar el PDF).

También pueden usarse estos diagramas como simple indicación para crearnos nuestro propio documento-base. Como decimos, muy útil.

Plantilla packaging de caja cuadrada estándar.

Plantilla packaging de caja cuadrada estándar

Plantilla packaging de caja cuadrada automontable.

En este modelo las pestañas son especiales y van encajadas sólidamente, de forma que la estructura se mantiene sola, sin necesitar encolado.

Plantilla packaging de caja cuadrada automontable

Plantilla packaging de caja con ventana.

Plantilla packaging de caja con ventana

Plantilla packaging de caja ovalada (estuche regalo).

Estas cajas se usan como estuche para todo tipo de objetos de regalo y uso personal, como gafas de sol o incluso joyería.

Plantilla packaging de caja ovalada (regalo)

Plantilla packaging de caja ovalada (alimentario).

Como puede verse es igual que la anterior, aunque en este caso destinada a envolver bocadillos, bollería, dulces, etc. Así pues el material será distinto, aunque no la forma.

Plantilla packaging de caja ovalada (alimentario)

Plantilla packaging de caja para colgar.

Puede llevar ventana o no.

Plantilla packaging de caja para colgar

Plantilla packaging de caja con lengueta.

Plantilla packaging de caja con lengueta

Montaje de packaging de caja con lengueta

Plantilla packaging de caja con apertura deslizante.

En realidad son dos cajas, o más bien un cajón, dentro de una caja.

Plantilla packaging de caja con apertura deslizante

Montaje de packaging de caja con apertura deslizante

Plantilla packaging de caja bombonera para regalo (cierre con asa).

Plantilla packaging de caja bombonera, cierre con asa

Montaje de packaging de caja bombonera, cierre con asa y lengueta

Plantilla packaging de caja bombonera (cierre con lengueta, packaging alimentario).

Ver montaje en imagen anterior (final 7b, 8b y 9b). Estas dos últimas plantillas son iguales para uso alimentario o para regalos, lo que varía es el material. Ocurre igual que con las cajas ovaladas.

Plantilla packaging de caja bombonera, cierre con lengueta

Plantilla packaging de caja hexagonal.

Plantilla packaging de caja hexagonal

Plantilla packaging de caja triangular.

Plantilla packaging de caja triangular

Plantilla packaging de bandeja alimentaria.

Plantilla packaging de bandeja alimentaria

Plantilla packaging básica para vaso de palomitas o caja de patatas fritas.

Plantilla packaging básica para vaso de palomitas o caja de patatas fritas

Plantilla packaging de caja para botella (con y sin asa).

Plantilla packaging de caja para botella con asa

Plantilla packaging de caja para botella sin asa

Plantilla packaging para sobre de cartón.

Plantilla packaging para sobre de cartón

Consejo final.

Finalmente, al igual que sugerimos para el caso de los folletos, volvemos a recomendar vivamente que lo mejor es imprimir primero la plantilla en blanco, en un papel normal cualquiera, y luego pintar sobre ella nuestro diseño, a mano en plan boceto. Luego podremos recortar y doblar dicho papel, para montar una versión de prueba del paquete. Así comprobaremos que cada parte del diseño está en su sitio (insistimos, es MUY recomendable hacerlo).